Ingredientes

  • 225 g (1 taza) de harina blanca y un poco más para espolvorear
  • 2 cucharadas de azúcar glas
  • 100 g (8 cucharadas), refrigerada y en dados Mantequilla pura irlandesa Kerrygold sin sal
  • 2 yemas de huevo
  • 2-3 cucharadas de agua muy fría
  • 900 g de manzana
  • 100 g (½ taza) de azúcar de grano fino
  • ¼ cucharadita de canela
  • Una pizca de clavo en polvo
  • 1 cucharada de leche

Preparación

La deliciosa, sublime y adorada tarta de manzana casera evoca recuerdos de infancia de la cocina mágica de la abuela, repleta siempre de caprichos dulces. Utilice manzanas para seguir la receta tradicional o pruebe con frutas de temporada como los arándanos azules o la clásica pareja culinaria que forman el ruibarbo y las fresas.
  1. Consiga la masa perfecta con la inimitable mantequilla Kerrygold. Tamice la harina y el azúcar glas en un recipiente. Añada la mantequilla con un cuchillo y mézclela con las yemas de huevo, añadiendo el agua fría justa para que se ligue la masa. Envuelva la masa en film transparente y déjela reposar durante 30 minutos.
  2. Precaliente el horno a 190 °C, con el termostato en el 5. Espolvoree un poco de harina sobre la superficie de trabajo. Divida la masa en dos porciones, una un poco más grande que la otra. Extienda la parte más grande con el rodillo hasta que tenga 30 cm de diámetro y colóquela en una bandeja para pasteles honda de 20 cm o en una bandeja de 23 cm plana, presionando suavemente las esquinas con el pulgar. Golpee los laterales con un cuchillo de hoja redonda para darle un acabado decorativo y guárdelo en la nevera para que se enfríe mientras prepara las manzanas.
  3. Pele, deshuese y trocee las manzanas. Colóquelas en un recipiente con todo el azúcar de grano fino (excepto una cucharada), la canela y el clavo. Aplique un poco de leche en el borde de la masa con un pincel. Mezcle el relleno de manzana y añádalo a la bandeja que ha forrado con la masa. Extienda la segunda porción de masa formando un círculo un poco más grande que la bandeja que utilice y colóquela encima para cubrir las manzanas. Presione los bordes para sellarlos y utilice un cuchillo afilado para cortar la masa sobrante.
  4. Una gran tarta requiere un acabado decorativo. Ondule los bordes de la tarta con un cuchillo de hoja redonda y sus dedos como guía y, a continuación, extienda la masa que ha sobrado y córtela en forma de hojas. Unte las hojas con un poco de leche, péguelas en la parte superior de la tarta y espolvoréela con el azúcar sobrante. Hornee la tarta durante 25-30 minutos, luego baje la temperatura a 180 °C, con el termostato en el 4, y hornéela durante 20-25 minutos más hasta que se dore.
  5. Antes de servirla, deje que la tarta de manzana repose durante al menos 5 minutos; después, córtela en porciones y sírvala. Según nuestra tradición, el chef se merece una segunda ración.

¿Busca más ideas?

Seguir a Kerrygold en Instagram

Descubra nuestras

Recetas

Recetas con horno

Cuadraditos de chocolate, caramelo y galleta

Caramelo, chocolate y galleta de mantequilla. La Santísima Trinidad de la repos...

Raciones 16 squares
Acompañamientos y aperitivos

Gratén irlandés de patatas con queso

El tesoro nacional de Irlanda necesita de vez en cuando una reinterpretación. S...

Raciones 4
Postres

Bizcocho Victoria esponjoso con frambuesas

El «hogar, dulce hogar» sabe incluso más dulce con un bizcocho Victoria reci...

Raciones 8
Platos principales

Chuletas de cordero con vino tinto, romero y mantequilla de ajo

Chuletas de cordero adobadas. Tiernas y sabrosas. Sáqueles el máximo partido u...

Raciones 4
Postres

Streusel de manzana y avellanas

Ideal para entrar en calor en invierno, este pastel está delicioso con natillas...

Raciones 8
Acompañamientos y aperitivos

Puré de guisantes a la menta

La pasta de guisantes, conocida como mushy peas en Irlanda y Reino Unido,...

Raciones 4
Platos principales

Caballa al horno con pancetta

Caballa y panceta. Una combinación improbable, pero una idea acertada. La pa...

Raciones 4