Ingredientes

  • 4 cucharadas de harina blanca
  • 675 g de paletilla de cordero, cortada en trozos
  • 1 cucharadita de tomillo fresco picado
  • 2 cebollas a rodajas
  • 2 zanahorias grandes a rodajas
  • 600 ml (2 ½ tazas) de caldo de pollo (también sirve una pastilla de caldo)
  • Un poquito de salsa Worcestershire
  • 675 g de patatas de tamaño similar
  • 40 g (3 cucharadas) de Mantequilla pura irlandesa Kerrygold sin sal
  • Sal y pimienta negra recién molida
Receta impresa

Preparación

Una noche fría de invierno, un buen fuego y un humeante plato de estofado. Esta receta, sin duda, es una de las que debe enseñar a sus hijos antes de que abandonen el nido. También queda igual de exquisita con pata o chuletas de cordero. Basta con que le pida a su carnicero que los corte en filetes de 4 cm. El estofado tendrá más huesos, pero el sabor será insuperable.
  1. Precaliente el horno a 180 °C, con el termostato en el 4. Coloque la harina en un plato plano y sazónela generosamente. Impregne bien el cordero en la harina. Coloque la mitad del cordero en el fondo de una cazuela redonda y añada una pizca de tomillo. Añada la cebolla y la zanahoria por encima, sazone al gusto y añada otra pizca de tomillo. Ponga el resto del cordero encima, cubriendo totalmente las verduras, y añada el resto del tomillo.
  2. Vierta caldo de pollo justo hasta cubrir la última capa de cordero. Añada un poquito de salsa Worcestershire. Tape la cazuela y métala en el horno. Una vez en la cazuela, se cocina solo.  Una hora más tarde, compruebe el guiso y si el cordero y las verduras están tiernos y el caldo se ha espesado un poco, el estofado ya está listo.
  3. Coloque las patatas en una olla grande con agua hirviendo con sal y llévelas a ebullición; después, déjelas cocer a fuego lento durante 10 minutos más. Escurra las patatas con un colador y déjelas reposar durante 5 minutos hasta que se enfríen lo suficiente para poder manipularlas. Corte las patatas a lo largo, en rodajas de 1 cm de grosor y colóquelas superpuestas formando una capa que cubra todo el guiso.
  4. Funda la mantequilla en una sartén pequeña o en el microondas y aplíquela a las patatas con un pincel. Sazónelo al gusto y hornéelo otros 40 minutos hasta que las patatas estén hechas y doradas y el caldo del cordero burbujee en los bordes de la cazuela. Sírvalo directamente del horno a la mesa.

¿Busca más ideas?

Seguir a Kerrygold en Instagram

Descubra nuestras

Recetas

Recetas con horno

Trufas de tarta de queso sin hornear

En un tazón pequeño, bata con una batidora eléctrica el queso cre...

Recetas con horno

Flapjacks irlandeses de avena

¡Una auténtica delicia culinaria! Exquisitos fríos o calientes, estos sabroso...

Raciones 10 Flapjacks
Platos principales

SALMÓN A LA PARRILLA CON SALSA DE MANTEQUILLA DE LIMÓN Y HIERBAS

Indicaciones Acompañe estas rodajas tiernas de salmón con una crem...

Recetas con horno

Pastel Madeira

Este emblemático pastel es el preferido de toda la familia. Los espíritus culi...

Raciones 8
Entrantes

Rollitos de bacon y aguacate

En un tazón mediano, machaque el aguacate y agregue el yogur griego y el jugo d...

Recetas con horno

Tarta de manzana

La deliciosa, sublime y adorada tarta de manzana casera evoca recuerdos de infan...

Raciones 6 - 8
Acompañamientos y aperitivos

Champiñones rellenos de ajo con queso

45 minutos es mucho tiempo para cocinar ajo, pero cuando pruebe el puré que vam...

Raciones 4