Ingredientes

Preparación

Son dos los ingredientes secretos para que los scones queden perfectos: Kerrygold y mucho amor. Nuestra cremosa mantequilla proporcionará a sus scones un atractivo color dorado y una textura que hará que se fundan en la boca.
  1. Caliente el horno a 170 °C, con el termostato en el 7. Vierta la harina tamizada, la sal y el bicarbonato sódico en un recipiente y mézclelos. Añada el azúcar y, con los dedos, añada y mezcle la mantequilla hasta que la mezcla tenga el aspecto de migas de pan finas.
  2. Haga un pequeño hueco en el centro de la mezcla y vierta el suero de leche y el huevo batido. Con una cuchara grande, remueva el líquido con rapidez y suavidad hasta obtener una masa suave, pero no pegajosa. Espolvoree un poco de harina en la superficie en la que va a trabajar y prepárese para la parte divertida. Quizás quiera recurrir a los niños para que le ayuden. Extraiga la masa del recipiente y aplánela con la mano hasta formar un círculo de unos 2,5 cm de grosor. Con un cortapastas o un cuchillo afilado, corte la masa en trozos de 5 cm.
  3. Coloque los scones en una bandeja de horno antiadherente y hornéelos durante 15 minutos hasta que adquieran un color dorado. Déjelos enfriar durante al menos 10 minutos en una rejilla y sírvalos con rizos de mantequilla y mermelada. Tómelos con la mermelada de fresas tradicional o experimente con otros sabores más innovadores. ¡Lo que le apetezca! En el raro caso de que sobre alguno, consérvelos en una lata con cierre hermético.

Variante con cheddar

Si su debilidad es el queso, ¿por qué añadirles un poco de cheddar? El queso Kerrygold cheddar curado rallado es perfecto. Solo tiene que mezclar 25 g (¼ de taza) con el suero de leche. Para conseguir el toque final, aplique con un pincel un poco de mantequilla Kerrygold fundida a los scones y espolvoree otros 75 g (¾ de taza) de queso Kerrygold cheddar curado rallado por encima antes de hornearlos. La mostaza le da también un toque muy bueno a esta variante de la receta. Mezcle 1 cucharadita de mostaza a la antigua con 25 g (2 cucharadas) de mantequilla suave y úntelo en los scones abiertos por la mitad antes de rellenarlos con jamón de York y tomate.

Variante con frutas

Disfrute del sabor del verano durante todo el año. Al añadir el azúcar a los ingredientes secos, añada 50 g (½ taza) de pasas sultanas, uvas pasas o cerezas secas sin hueso.

Variante XL

Esta receta de scones también se puede aprovechar para hacer una hogaza grande. Realice un corte profundo en forma de cruz en el centro, precaliente el horno y hornéela en una bandeja durante 20 minutos; a continuación, reduzca la temperatura a 200 °C, con el termostato en el 6, y déjelo hornear durante 20 minutos más. Si la base suena hueca al golpearla, ya está lista.

¿Busca más ideas?

Seguir a Kerrygold en Instagram

Descubra nuestras

Recetas

Recetas con horno

Cuadraditos de chocolate, caramelo y galleta

Caramelo, chocolate y galleta de mantequilla. La Santísima Trinidad de la repos...

Raciones 16 squares
Acompañamientos y aperitivos

Champiñones rellenos de ajo con queso

45 minutos es mucho tiempo para cocinar ajo, pero cuando pruebe el puré que vam...

Raciones 4
Entrantes

Gambas cocidas a la crema de guindilla roja

Póngale un poco de pimienta a la vida con esta receta irresistible de marisco....

Raciones 2
Postres

Streusel de manzana y avellanas

Ideal para entrar en calor en invierno, este pastel está delicioso con natillas...

Raciones 8
Platos principales

Champ y colcannon

La modesta patata. ¡Qué vegetal tan versátil! Esta receta es una vieja amiga...

Raciones 4-6
Recetas con horno

Tarta de manzana

La deliciosa, sublime y adorada tarta de manzana casera evoca recuerdos de infan...

Raciones 6 - 8
Entrantes

Ensalada de quinoa con verduras asadas

Precalentar el horno a 200 grados. Mezcle el calabacín, la batata,...