Ingredientes

  • Para la base de galleta

  • 316 Mantequilla Kerrygold Light para untar con aceite de oliva
  • 200 g de harina con levadura
  • 50 g de azúcar de grano fino
  • Para la cobertura

  • 200 g de azúcar de grano fino
  • ½ cucharadita de sal marina
  • 4 cucharadas de sirope dorado
  • 200 g de mantequilla
  • 400 g de leche condensada
  • 200 g de chocolate negro picado grueso
Receta impresa

Preparación

Caramelo, chocolate y galleta de mantequilla. La Santísima Trinidad de la repostería. Conseguir unas galletas de mantequilla (shortbread) perfectas es la clave para este clásico y la mantequilla Kerrygold es una gran ayuda, ya que proporciona su característico y delicioso sabor.
  1. Precaliente el horno a 180 °C, con el termostato en el 4. Engrase un molde pastelero de 22 x 22 x 4 cm con mantequilla. Arremánguese y utilice las yemas de los dedos para mezclar la mantequilla y la harina en un recipiente y, a continuación, también el azúcar. Introduzca la mezcla en el molde y métalo en el horno durante 10 minutos o hasta que se dore un poco. Retírelo, pero deje el horno encendido.
  2. Mientras se hornea la galleta, puede preparar el caramelo salado. Mezcle todos los ingredientes de la cobertura, excepto el chocolate, en una cacerola a fuego lento o medio. Una vez fundidos, llévelos a ebullición y déjelos cocer a fuego lento durante 10–15 minutos. No olvide remover constantemente. No queremos que esta deliciosa salsa se pegue. Cuando la salsa coge un color tofe cálido, el caramelo está perfecto.
  3. Viértalo sobre la base de galleta y vuelva a meterlo en el horno 10 minutos más. Cuando esté listo, retírelo del horno y déjelo enfriar completamente.
  4. Vamos a por el chocolate. Resista la tentación de probar su receta (¡hasta más tarde!) y funda el chocolate en un recipiente resistente al fuego sobre una cacerola con un poco de agua a fuego lento. Después, vierta el chocolate fundido por encima del caramelo ya frío. Utilice una espátula para distribuirlo bien por encima de la capa de caramelo.
  5. Aproveche para preparar té o café mientras espera que el chocolate se enfríe. Puede cortar la pieza en 16 cuadrados o incluso más si los hace más pequeños. Sírvase una taza de té o café, ponga los pies sobre la mesita y deje que estas delicias se derritan en su boca.

¿Busca más ideas?

Seguir a Kerrygold en Instagram

Descubra nuestras

Recetas

Recetas con horno

Tarta de fruta con masa sablée

Receta de Lola Puedes ver el ví...

Recetas con horno

Shortbread (galleta de mantequilla escocesa)

Un buen shortbread nunca pasa desapercibido. La galleta de mantequilla po...

Raciones 20-24
Recetas con horno

Pastel Madeira

Este emblemático pastel es el preferido de toda la familia. Los espíritus culi...

Raciones 8
Platos principales

Estofado de cordero estilo irlandés

Una noche fría de invierno, un buen fuego y un humeante plato de estofado. Esta...

Raciones 4-6
Recetas con horno

Gingerbread man

Esta receta de la “Gingerbread house”hace que todo el mundo se deleite. El...

Cuídate con Kerrygold

Pinchos de cheddar, pistachos y moras

Receta de...

Raciones 2
Postres

Streusel de manzana y avellanas

Ideal para entrar en calor en invierno, este pastel está delicioso con natillas...

Raciones 8
see more