Ingredientes

  • Para la base de galleta

  • 316 Mantequilla Kerrygold Light para untar con aceite de oliva
  • 200 g de harina con levadura
  • 50 g de azúcar de grano fino
  • Para la cobertura

  • 200 g de azúcar de grano fino
  • ½ cucharadita de sal marina
  • 4 cucharadas de sirope dorado
  • 200 g de mantequilla
  • 400 g de leche condensada
  • 200 g de chocolate negro picado grueso
Receta impresa

Preparación

Caramelo, chocolate y galleta de mantequilla. La Santísima Trinidad de la repostería. Conseguir unas galletas de mantequilla (shortbread) perfectas es la clave para este clásico y la mantequilla Kerrygold es una gran ayuda, ya que proporciona su característico y delicioso sabor.
  1. Precaliente el horno a 180 °C, con el termostato en el 4. Engrase un molde pastelero de 22 x 22 x 4 cm con mantequilla. Arremánguese y utilice las yemas de los dedos para mezclar la mantequilla y la harina en un recipiente y, a continuación, también el azúcar. Introduzca la mezcla en el molde y métalo en el horno durante 10 minutos o hasta que se dore un poco. Retírelo, pero deje el horno encendido.
  2. Mientras se hornea la galleta, puede preparar el caramelo salado. Mezcle todos los ingredientes de la cobertura, excepto el chocolate, en una cacerola a fuego lento o medio. Una vez fundidos, llévelos a ebullición y déjelos cocer a fuego lento durante 10–15 minutos. No olvide remover constantemente. No queremos que esta deliciosa salsa se pegue. Cuando la salsa coge un color tofe cálido, el caramelo está perfecto.
  3. Viértalo sobre la base de galleta y vuelva a meterlo en el horno 10 minutos más. Cuando esté listo, retírelo del horno y déjelo enfriar completamente.
  4. Vamos a por el chocolate. Resista la tentación de probar su receta (¡hasta más tarde!) y funda el chocolate en un recipiente resistente al fuego sobre una cacerola con un poco de agua a fuego lento. Después, vierta el chocolate fundido por encima del caramelo ya frío. Utilice una espátula para distribuirlo bien por encima de la capa de caramelo.
  5. Aproveche para preparar té o café mientras espera que el chocolate se enfríe. Puede cortar la pieza en 16 cuadrados o incluso más si los hace más pequeños. Sírvase una taza de té o café, ponga los pies sobre la mesita y deje que estas delicias se derritan en su boca.

¿Busca más ideas?

Seguir a Kerrygold en Instagram

Descubra nuestras

Recetas

Recetas con horno

Scones de frambuesa

A veces, las cosas más sencillas son las que más gustan. Como los scones...

Raciones 4
Recetas con horno

Pudin esponjoso de ruibarbo y fresa

Los postres no necesitan justificación, pero si alguien pregunta, esta receta t...

Raciones 4 - 6
Platos principales

PASTITAS DE MANTEQUILLA

Indicaciones Mezcle el azúcar y la mantequilla Kerrygold hasta cons...

Entrantes

Ensalada de quinoa con verduras asadas

Precalentar el horno a 200 grados. Mezcle el calabacín, la batata,...

Recetas con horno

Pan de soda

Leyendas como la chapata o el panettone no hacen sombra al pan de soda tr...

Raciones 1 loaf
Platos principales

SALMÓN A LA PARRILLA CON SALSA DE MANTEQUILLA DE LIMÓN Y HIERBAS

Indicaciones Acompañe estas rodajas tiernas de salmón con una crem...

Recetas con horno

Tarta de caramelo de almendras

Para hacer el bizcocho: Precaliente el horno a 180...

Raciones 9