Ingredientes

  • 675 g de champiñones picados
  • Zumo de ½ limón
  • 50 g (4 cucharadas) de Mantequilla pura irlandesa Kerrygold con sal
  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo grande machacado
  • 2 cucharadas de harina blanca
  • 900 ml (3 tazas) de caldo vegetal (también sirve una pastilla de caldo)
  • Una pizca de nuez moscada recién rallada
  • 120 ml (½ taza) de nata
  • 2 cucharadita de cebollino fresco picado
  • Para los picatostes con ajo

  • 50 g (4 cucharadas) de Mantequilla pura irlandesa Kerrygold con sal
  • 2 rebanadas gruesas de pan de masa fermentada, sin corteza y cortado en dados
  • 1 diente de ajo grande machacado
  • Sal y pimienta negra recién molida
Receta impresa

Preparación

Esta saludable crema nos trae recuerdos del otoño. Aventúrese a buscar champiñones silvestres en los bosques cercanos, pero si no conoce bien las setas, utilice una buena guía. De vuelta en casa, solo necesitará 20 minutos para preparar esta rica crema. El zumo de limón ayuda a potenciar el agradable sabor natural de los champiñones. Si quiere que la crema sea aún más saludable, en lugar de la nata utilice un poco más de caldo.
  1. Para empezar, rocíe los champiñones con el zumo de limón. Funda la mantequilla en una cazuela grande. Añada la cebolla y el ajo y fríalos a fuego lento durante unos minutos hasta que estén blandos, pero antes de que cojan color. Suba el fuego, añada los champiñones y déjelos cocer durante 1-2 minutos sin dejar de remover. Añada la harina y déjelo un minuto más. Siga removiendo.
  2. Vierta el caldo en la cazuela poco a poco, añada la nuez moscada, sazone al gusto y llévelo a ebullición. Dicen que «quien espera, desespera», pero en este caso la espera merece la pena.
  3. Baje el fuego, tape la cazuela y déjelo cocer a fuego lento durante 10 minutos o hasta que los champiñones estén tiernos. A continuación, tritúrelo en un procesador de alimentos o con una batidora de mano hasta obtener una crema fina. Viértalo en una olla limpia, sazónelo al gusto y añada la mayor parte de la nata, reservando un poco para la guarnición.
  4. Mientras tanto, haga los picatostes con ajo. Caliente la mantequilla en una sartén antiadherente y, cuando se haya fundido y empiece a chisporrotear, añada el ajo. Después, añada los trozos de pan de masa fermentada y remuévalos para que se empapen. Sazónelos al gusto y siga salteándolos durante 3-4 minutos hasta que se doren. Deposítelos sobre papel de cocina para que absorba la mantequilla sobrante.
  5. Para servir la crema, caliéntela un poco, viértala en cuencos calientes y decórela con espirales de nata. Añada también los picatostes con ajo y una pizca de cebollino a cada plato.

¿Busca más ideas?

Seguir a Kerrygold en Instagram

Descubra nuestras

Recetas

Recetas con horno

Muslos de pollo crujientes con alcaparras

Precalentar el horno a 200ºC. Rocíe el fondo de una ba...

Acompañamientos y aperitivos

Puré de guisantes a la menta

La pasta de guisantes, conocida como mushy peas en Irlanda y Reino Unido,...

Raciones 4
Platos principales

Pastel de espinacas y feta

Una apuesta segura para toda la familia. Tanto los amantes de la carne como los...

Raciones 4-6
Recetas con horno

Scones irlandeses

Son dos los ingredientes secretos para que los scones queden perfectos: K...

Raciones 3
Recetas con horno

Melocotones asados con crujiente de pistacho y yogur griego

Precaliente el horno con una temperatura alta. Forre una bandeja de...

Acompañamientos y aperitivos

Col lombarda estofada

Deleite su paladar con esta exquisita guarnición. Parece divina y sabe incluso...

Raciones 4-6
Platos principales

PASTEL DE MANZANA

Indicaciones Caliente el horno a 180 °C. Derrita el azú...