Ingredientes

  • 1 kg de berenjenas cortadas finas a lo largo
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 400 g (2 tazas) de queso mozzarella rallado
  • 100 g (1 taza), rallado fino, Queso Kerrygold light
  • Para la salsa de tomate

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla roja picada fina
  • 2 dientes de ajo picados finos
  • 800 g (3 ½ tazas) de tomate triturado en conserva
  • 1 cucharada de puré de tomate
  • 1 cucharadita de azúcar de grano fino
  • ¼ cucharadita de pimienta roja
  • 1 pastilla de caldo vegetal
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Ensalada verde y pan de chapata para acompañar
Receta impresa

Preparación

Quien sea que dijo que las verduras no tienen sustancia, tendrá que tragarse sus palabras cuando pruebe estas berenjenas. A decir verdad, la berenjena es técnicamente una fruta, pero no se lo diga a los italianos. El norte y el sur de Italia están enfrentados por la propiedad de este plato.
  1. Coloque las lonchas de berenjena en una bandeja. Sazónelas con sal y cúbralas con papel de cocina. Repita con otra capa de berenjenas hasta que se terminen y cubra la última capa con papel de cocina. Póngales peso encima, como p. ej., una sartén llena de agua, y déjelas 30 minutos para que suelten todo el líquido.
  2. Mientras tanto, prepare la salsa de tomate. Caliente el aceite a fuego medio en una sartén grande de base pesada y fría la cebolla unos 4 minutos hasta que esté blanda y transparente. Añada el ajo y fríalo durante 30 segundos, con cuidado de que no se queme. Añada los tomates con el puré de tomate, el azúcar, la pimienta roja y la pastilla de caldo. Déjelo cocer a fuego lento durante 20-30 minutos hasta que la salsa espese. Sazone al gusto.
  3. Precaliente el horno a 180 °C, con el termostato en el 4, y caliente una sartén de base pesada a fuego medio. Aplique un poco de aceite a cada loncha de berenjena con un pincel y fría varias lonchas a la vez, hasta que estén hechas y doradas por ambos lados. Añada un poco más de aceite a la sartén si es necesario. Déjelas escurrir sobre papel de cocina para que absorban el aceite sobrante.
  4. Cubra la base de una bandeja de horno de 30 cm x 20 cm con dos cucharadas de salsa de tomate. Cubra el tomate con una capa de berenjenas y añada otras 4 cucharadas de salsa de tomate. Añada bastante mozzarella y cheddar rallados. Repita el proceso hasta terminar las berenjenas y acabe con una capa de salsa de tomate y cheddar (sin mozzarella). Hornéelo durante 40 minutos hasta que esté hecho y dorado. Déjelo reposar en la bandeja durante 5 minutos.
  5. Para servir, lleve a la mesa la bandeja de berenjenas asadas con salsa de tomate y queso y acompáñelas con un bol de ensalada y pan recién hecho.

¿Busca más ideas?

Seguir a Kerrygold en Instagram

Descubra nuestras

Recetas

Recetas con horno

Madeleines de earl grey

¿Te ves capaz de hacer estas preciosas madeleines? Receta de...

Platos principales

Pavo de Navidades Kerrygold

Mi arma secreta para cocinar un delicioso y sabroso pavo es un poco de algodón...

Recetas con horno

Scones sin huevo

Receta de...

Recetas con horno

Corazones de San Valentín de frambuesa

Para la masa: Precalienta el horno 180 °C Mez...

Recetas con horno

Pastel de limón

Precalentar el horno a 175 grados. Engrasar y forrar la base del mol...

Recetas con horno

Gingerbread man

Esta receta de la “Gingerbread house”hace que todo el mundo se deleite. El...

Platos principales

ENSALADA IRLANDESA CON QUESO CHEDDAR MATURE

Indicaciones En un cuenco pequeño, mezcla el aceite, el vinagre, la...

see more