Ingredientes

  • 75 g (suave), un poco más para engrasar Mantequilla pura irlandesa Kerrygold sin sal
  • 4 huevos
  • 225 ml (1 taza) de leche
  • 225 ml (1 taza) de nata
  • Zumo y cáscara rallada muy fina de 1 limón
  • 1 vaina de vainilla (ábrala y retire las semillas)
  • 6 cucharadas de azúcar de grano fino
  • 250 g de pan blanco cortado en unas 9 rebanadas
  • 75 g (½ taza) de ciruelas pasas deshuesadas, picadas finas
  • 75 g (½ taza) de pasas sultanas o uvas pasas
  • Una pizca de nuez moscada recién rallada
  • 4 cucharadas de mermelada de albaricoque
  • Nata líquida para acompañar

Preparación

Pan y mantequilla. Sencillo, pero delicioso. Hará que se pregunte por qué el mejor plato es el último, pero la espera merece la pena. Sobre todo para sus invitados, si glasea la parte superior con una pistola de gas o un pequeño soplete de propano. Posibles alternativas al glaseado de mermelada de albaricoque son otras mermeladas o la crema de limón. Dé rienda suelta a su creatividad y pruébelo con cruasanes o brioches del día anterior.
  1. Precaliente el horno a 180 °C, con el termostato en el 4, y engrase ligeramente una bandeja de horno. Bata los huevos, la leche y la nata en una jarra grande. Mezcle la corteza de limón y el zumo con las semillas de vainilla y el azúcar en un recipiente pequeño y, después, añádalo a los huevos, la leche y la nata, batiéndolo ligeramente para mezclarlo.
  2. Unte las rebanadas de pan con la mantequilla suave y retire la corteza. Después, corte el pan en triángulos. Esparza la mitad de las ciruelas pasas y las pasas sultanas o uvas pasas por la base de la bandeja untada con mantequilla y cúbralas con una capa de triángulos de pan. Vierta por encima la mitad de la mezcla de los huevos, presiónelo ligeramente, repita el procedimiento con el resto de ingredientes y, por último, espolvoree la nuez moscada por encima.
  3. Coloque la bandeja en una bandeja de horno grande y llene la bandeja de horno con agua caliente hasta que cubra tres cuartas partes de la bandeja con el pudin. Introdúzcalo con cuidado en el horno y hornéelo durante 35-40 minutos.
  4. Retire el pudin de pan y mantequilla del baño maría y colóquelo sobre una rejilla. Caliente la mermelada de albaricoque en una sartén pequeña y aplíquela con un pincel en la parte superior del pudin para el glaseado.
  5. Para servirlo, corte el pudin en porciones y sírvalas en platos con la nata líquida.

¿Busca más ideas?

Seguir a Kerrygold en Instagram

Descubra nuestras

Recetas

Postres

Pudin de tofe con salsa butterscotch

Pirrarse por lo dulce no es una debilidad. Es un don. Sobre todo cuando empuña...

Raciones 8
Entrantes

Cuñas de patata cajún

Perfecto para cualquier fiesta o barbacoa, este aperitivo picante hará felices...

Raciones 4-6
Recetas con horno

Crumble de frutas del bosque

Un postre para cualquier época del año: llueva o nieve, haga calor o frío. Si...

Raciones 4 - 6
Postres

Streusel de manzana y avellanas

Ideal para entrar en calor en invierno, este pastel está delicioso con natillas...

Raciones 8
Postres

Bizcocho Victoria esponjoso con frambuesas

El «hogar, dulce hogar» sabe incluso más dulce con un bizcocho Victoria reci...

Raciones 8
Recetas con horno

Tarta de manzana

La deliciosa, sublime y adorada tarta de manzana casera evoca recuerdos de infan...

Raciones 6 - 8
Recetas con horno

Scones irlandeses

Son dos los ingredientes secretos para que los scones queden perfectos: K...

Raciones 3