Ingredientes

  • Para el streusel

  • 4 cucharadas de harina blanca
  • 25 g (2 cucharadas) en dados, un poco más para engrasar Kerrygold Pure Irish Salted Butter
  • 2 cucharadas de azúcar moreno claro
  • 3 cucharadas de avellanas tostadas peladas y picadas finas
  • Para el pastel

  • 150 g (10 cucharadas) a temperatura ambiente Mantequilla pura irlandesa Kerrygold sin sal
  • 150 g de azúcar de grano fino
  • 3 huevos batidos
  • 225 g (1 taza) de harina con levadura
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • ¼ cucharadita de canela en polvo
  • 1 manzana pelada, sin corazón y cortada en dados (aprox. 175 g (1 taza))
  • 100 g (¾ de taza) de avellanas tostadas peladas y picadas finas
  • 4 cucharadas de leche
  • Natillas calientes para acompañar

Preparación

Ideal para entrar en calor en invierno, este pastel está delicioso con natillas, clotted cream o crema fresca. Y, en verano, por qué no experimentar con productos de temporada como el ruibarbo o las moras negras y servirlo con helado de vainilla o nata montada. Si no puede esperar al verano, congele algunos frutos del bosque en agosto.
  1. Precaliente el horno a 180 °C, con el termostato en el 4. Engrase con mantequilla la base de un molde pastelero de 23 cm con base desmoldable y cúbrala con un círculo de papel vegetal también engrasado. Para hacer el streusel, mezcle la harina con la mantequilla en un cuenco pequeño y, seguidamente, añada y mezcle el azúcar moreno y las avellanas.
  2. Para el pastel, bata la mantequilla y el azúcar de grano fino hasta conseguir una mezcla ligera y esponjosa. Si lo desea, puede utilizar una batidora eléctrica. Bata los huevos, uno por uno, y añada una cucharada de harina cuando haya batido la mitad para evitar que la mezcla se corte. Añada el resto de la harina tamizada, la levadura y la canela. Mézclelas ligeramente. A continuación, añada la manzana, las avellanas y la leche. Incorpórelas poco a poco, hasta que queden totalmente mezcladas con la masa.
  3. Con una cuchara, pase la mezcla al molde que ha preparado antes y distribúyala de forma uniforme. Ponga el streusel en la parte superior de la mezcla y hornéelo entre 50 minutos y 1 hora. ¡Puede aprovechar para chupar la cuchara mientras nadie le ve! Cuando el borde del pastel se separe del molde, significará que está listo. Retire el pastel del horno y déjelo enfriar en el molde durante 15 minutos sobre una rejilla. Con el delicioso olor del pastel flotando por la cocina, es posible que le parezca una eternidad.
  4. Sírvalo en porciones generosas con natillas calientes en abundancia.

¿Busca más ideas?

Seguir a Kerrygold en Instagram

Descubra nuestras

Recetas

Recetas con horno

Muffins de arándanos azules

Un clásico. El desayuno de los campeones o una merecida recompensa al final de...

Raciones 12 - 14 Muffins
Recetas con horno

Pastel de queso horneado con limón y vainilla

Si está buscando un postre de autor para esa cena tan especial, deje de buscar....

Raciones 8-10
Platos principales

Pavo de Navidades Kerrygold

Mi arma secreta para cocinar un delicioso y sabroso pavo es un poco de algodón...

Entrantes

Rillettes de salmón con ensalada de pepinillo marinado

Todos los platos deben prepararse con amor, no solo el plato principal. Las r...

Raciones 4-6
Acompañamientos y aperitivos

Gratén irlandés de patatas con queso

El tesoro nacional de Irlanda necesita de vez en cuando una reinterpretación. S...

Raciones 4
Recetas con horno

Tarta de manzana

La deliciosa, sublime y adorada tarta de manzana casera evoca recuerdos de infan...

Raciones 6 - 8
Recetas con horno

Gingerbread man

Esta receta de la “Gingerbread house”hace que todo el mundo se deleite. El...